sábado, 6 de julio de 2013

Feliz cumpleaños Cordoba!!!!!!

Historia de CordobaEl río cordobés Suquía fue testigo de la fundación de Córdoba Capital, pues fue a sus márgenes donde el español Jerónimo Luis de Cabrera, el 6 de julio de 1573 le diera el nombre de Córdoba La Llana de la Nueva Andalucía.

Poco más de 20 años después, en 1599, se instaló allí la orden religiosa de los Jesuitas, transformándo estas tierras en su punto central de tareas de evangelización.

El trabajo pedagógico y misional de esta congregación resultaron ser de suma importancia para la vida y desarrollo cultural del Río de la Plata y de Tucumán.

 Así fue que dejaron una huella imborrable, en la ciudad de Córdoba Capital, llamada la Manzana de las Luces y declarada por la UNESCO Patrimonio Cultural de la Humanidad, guardande entre ladrillo y ladrillo la historia de la provincia y del país.

Allí se encuentran la Iglesia de la Compañía de Jesús, la Universidad Nacional de Córdoba y el Colegio Nacional de Montserrat. Junto a ellos se erigen las Estancias Caroya, Jesús María, Santa Catalina, La Candelaria y Alta Gracia.

Por la orden de expulsión dictada por el Rey Carlos III de España, los jesuitas debieron marcharse, dejando innumerables muestras de valor en estas tierras, herencia que a simple vista se puede contemplar, con sus imponentes construcciones y la riqueza de sus enseñanzas.

lunes, 1 de julio de 2013

Consejos para saber como actuar en un caso de Emergencia


 Como actuar en emergencias

 

Adultos con pérdida de consciencia

Una persona inconsciente no tiene control muscular en la garganta, por lo que la lengua podría retirarse hacia atrás y bloquear las vías respiratorias, lo que obstruiría la respiración. No puede toser ni tragar, por lo que corre el riesgo de asfixiarse con líquidos o vómito. Actuar rápidamente puede salvarle la vida.

1. INCLÍNELE LA CABEZA 
  • Arrodíllese junto al herido (al nivel de los hombros).
  • Colóquele una mano en la frente, delante de la línea de cabello,
  • luego incline la cabeza hacia atrás. Se le abrirá la boca levemente.
2. LEVÁNTELE EL MENTÓN
  • Coloque dos dedos de su otra mano en el centro del mentón de la víctima y levántelo.
  • Esta acción levantará la lengua y la alejará de la par te posterior de la garganta, lo que despejará el pasaje de aire a los pulmones.
3. VERIFIQUE LA RESPIRACIÓN
  • Acerque la oreja lo más posible a la boca y la nariz del herido y observe el pecho.
  •  Escuche los sonidos de la respiración, sienta el aliento contra su rostro y controle el pecho para verificar que esté moviéndose.
  • Hágalo durante un máximo de 10 segundos.
4. SI NO HAY RESPIRACIÓN 
  • Llame a emergencias. Comience con la reanimación cardiopulmonar (RCP) (ver abajo)
  • Si está en un lugar público en el que hay un desfibrilador automático externo (DAE), pídale a alguien que lo busque. Este dispositivo puede corregir el ritmo cardíaco.
5. SI RESPIRA NORMALMENTE
  • Verifique y trate condiciones que afectan la circulación, como el sangrado intenso o las quemaduras.
  • Llame al servicio de emergencias.
  • De ser posible, coloque al herido en la posición de recuperación (Para saber sobre "posición de recuperación", hacé click aquí).  Preste atención a los cambios en la condición del herido mientras espera que llegue la ayuda.
¡ADVERTENCIA!
  • Si una persona no respira, su corazón podría detenerse, por lo que deberá comenzar con las técnicas de RCP de inmediato (ver abajo)
  • Si la víctima es un niño o un bebé, hay importantes diferencias en la forma en la que se maneja la pérdida de consciencia en los niños (Para saber sobre "pérdida de consciencia en niños y bebés", hacé click aquí)
  • Verifique si la persona inconsciente está respirando antes de llamar al servicio de emergencias, ya que esta probablemente será la primera pregunta que se le hará.
  • Si tiene ayuda, cuando ubique a la víctima enla posición de recuperación, una persona puede sostenerle la cabeza mientras usted la coloca sobre el costado.

Reanimación cardiopulmonar (RCP)

Si una persona no respira, su corazón se detendrá. Aplique la técnica de RCP (compresiones torácicas e insuflaciones de rescate) para estimular la circulación y la entrada de oxígeno en el cuerpo. Utilizar lo antes posible un desfibrilador automático externo puede restablecer un corazón con un ritmo anormal.

1. COLOQUE SU MANO EN LA POSICIÓN CORRECTA

  • Asegúrese de que la víctima esté recostada boca arriba sobre una superficie firme.
  • Arrodíllese junto a la persona y coloque el talón de la mano sobre el centro del pecho.
2.ENTRECRUCE LOS DEDOS RCP
  • Mantenga los brazos rectos, cubra la mano de abajo con el talón de su otra mano y entrecruce los dedos, manteniéndolos levantados de modo que no toquen la caja torácica de la víctima.
3. REALICE COMPRESIONES TORÁCICAS
  • Inclínese hacia adelante de modo que sus hombros estén directamente sobre el pecho de la víctima y presione el pecho con firmeza entre 4 y 5 cm.
  • Libere la presión, pero no las manos, y deje que el pecho vuelva a elevarse.
  • Repita el procedimiento para dar 30 compresiones a un ritmo de 100 compresiones por minuto.
4. DESPEJE LAS VÍAS RESPIRATORIAS
  • Concéntrese en la cabeza del herido.
  • Inclínele la cabeza y levántele el mentón para volver a abrir las vías respiratorias.
  • Deje que se le abra la boca levemente.
5. ADMINISTRE INSUFLACIONES DE RESCATE
  • Apriete las fosas nasales para cerrarlas con la mano que estaba en la frente y sostenga el mentón de la persona herida con la otra mano.
  • Respire normalmente, coloque la boca sobre la de la víctima y sople hasta que vea que el pecho se eleva.
6. AGUARDE A QUE EL PECHO DESCIENDA 
  • Quite la boca de la boca del herido y observe el pecho mientras desciende.
  • Repita los pasos 5 y 6 una vez.
7. REPITA LAS COMPRESIONES TORÁCICAS Y LAS INSUFLACIONES DE RESCATE
  • Coloque las manos en el pecho nuevamente y repita el ciclo de 30 compresiones torácicas seguidas de dos insuflaciones de rescate.
  • Continúe con el ciclo.
¡ADVERTENCIA!
  • Continúe proporcionando RCP hasta que llegue el servicio de emergencias, hasta que la persona comience a respirar normalmente o hasta que usted esté demasiado cansado para continuar.
  • Si la respiración normal comienza en algún momento, vuelva a colocar al herido en la posición de recuperación y espere a que llegue la ayuda de emergencia.
  • Despeje las vías respiratorias y controle la respiración.
  • No comience con la RCP si una persona herida respira normalmente.
  • NO presione las costillas, el extremo inferior del esternón ni la parte superior del abdomen al administrar las compresiones torácicas a la persona herida.
  • Si el pecho no se eleva y desciende con las insuflaciones de rescate, modifique la posición de la cabeza y vuelva a intentarlo.
  • NO lo intente más de dos veces antes de repetir las compresiones torácicas.

Textos extraídos de:

Cómo actuar en una emergencia

Proteja a su familia, enfrente las emergencias modernas, salve una vida y más. Descubra todos los peligros potenciales que hay en su casa y elimínelos. 






Fuente: Selecciones Argentina
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...